Fun People – Anesthesia (1995)


Anesthesia

Fun People - Anesthesia

Buenas tardes. Hoy estoy melancólico. El pasado hoy ha vuelto. Fotos, cigarros y una buena dosis de tinto lo han traido. Además porque, mientras el vaso pululaba alguien encontró este album en la diskoteca y lo puso. De repente vinieron los anécdotas, los recuerdos de aquellos tiempos de espinillas y soledad, cuando, ya en tercer año del antiguo secundario descubrimos a Fun People. No los habíamos escuchados, pero amigos más abesados en la melomanía hardcore nos dijeron: son buenos, eh! Vayan. Y fuimos. Y fue una buena experiencia ver a ese chiquilín que canta agitar sus rastas , bailarlas como si serpientes latigosas fueran. También el guitarrista. Que era largo  como uno de nosotros. No sabíamos mucho de la escena hardcore argenta. Apenas si habíamos escuchado a NDI o DAJ, pero sólo porque habían compartido cinta en el mítico compilado Invasión 88, en el que nosotros descubrimos a 2 Minutos. Pero claro, cuando un temita te gusta mucho eso hace que le prestes atención al resto del disco. Y, si cumple los requisitos, lo agendás entre tus necesarios. Ok. La cuestión es que descubrimos primero a 2 Minutos. Pero después a esas bandas de hardcore. Yo conocía a Biohazard, pero no mucho más. Menos de Argentina. Entonces, cuando nos hablaron de que Fun People venía a tocar, que era una buena banda. Sonaban onda NDI. Aceptamos entonces. Además tocaban con  Las Plantas de Sheva y, aunque no lo crean; no recuerdo con qué banda como número principal.

Igual, a nosotrs no nos importa eso. Porque la verdad que la banda me gustó. Tanto que compré el disco en el recital y lo gasté de escucharlo. Después el tiempo me trajo peleas y desentendimientos con el hardcore. Charly, Miles, Mingus y Tomatito, me surruban: no, no Miguel. Esos no son buenos. Pero la vida me dió una segunda oportunidad, una posible redención: El garage sesentero latino. Sí. Entonces fue un volver a empezar, desde las raíces. Analizando la música como una experiencia intuitiva, de deleite, pero también como un fenómeno de análisis. Así Wirtis pidió disculpas. Porque entendió que la música es bella, como mi chica o mi vieja desdentada gata.

Nekro

Actitud ¿Right?

Así, para concluir este soliloquio reflexivo y pedestre, les dejo un discazo de una gran banda. Si tenés ganas de escuchar mucha violencia, mucha distorsión y mucho amor por el mundo: Fun People va. De hecho, si tenés dudas y como no tengo ni puta idea de la manera de poner un reproductor para que hagan la escucha previa – perdón Roberto – sólo chequeen la tapa del disco. Miren ese muchacho recién suicidado, con el perrito. Pobre perrito. Tan solo ahora. Y la habitación para siempre manchada de pecado. Reflexionen y me cuentan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: